domingo, 26 de septiembre de 2010

Ex-Libris

Ex-Libris (Valencia 2010)

4 comentarios:

señorita Rosebuding dijo...

Cómo me gustala foto, tan otoñal, incita a la lectura como único escape a esta decadenciaaaaaaa!!!, has debido de estar un rato colocando, me recuerda a una gráfica publicitaria que hice en la carrera para una campaña de estimulación de la lectura, la foto no era mía, pero esta hubiera venido de cine!!
un saludo dominguero!

Víctor Aranda García dijo...

¡Hola! Montarlo todo me llevó unas horas, además sin saber de antemano si podría conseguir lo que quería, pero me puse música para hacer el proceso más llevadero... En cuanto a lo de la decadencia, creo que tienes razón: decadente es el primer adjetivo que le pondría a esta sociendad en la que nos ha tocado vivir... Una sociedad en la que parar un rato a leer un libro casi parece un acto de rebeldía. Por cierto, al revisar algunos de los libros encontré en ellos por casualidad algo que será el motivo de mis próximas fotos, en una especie de continuación de ésta. ¡Saludos!

rblanco dijo...

Todo va en la imaginación de cada quién a la hora de observar la foto. Yo imagino un árbol con los brazos en alto, intentando abrazar el mundo. Esa espiral en crecimiento continuo queriendo subir al cielo.

Sobre todo porque en los libros existe un mundo que nos enseña cómo interpretar lo escrito, cómo ver una fotografía, una obra pictórica, incluso sentir la música.

Una fotografía realmente buena.

Un abrazo
Rita

Víctor Aranda García dijo...

Hola Rita, me gusta mucho tu análisis de la imagen. De hecho, mi idea era recrear un árbol a base de libros, con una estructura real que se sostuviera por sí misma sin ayudas ni retoques.

La fotografía como testigo y memoria de la realidad visible; y el libro como guardián de las ideas, del pensamiento, de la historia... A veces se complementan: por ejemplo palabras que contextualizan una imagen, o fotografías que ilustran un texto.

¡Un abrazo y gracias!