lunes, 19 de abril de 2010

En Valencia, en 2010, en el barrio del Cabañal

Cabanyal: toda clase de derribos

Cabanyal 2010

4 comentarios:

rblanco dijo...

Desde luego es indignante que tengas un hogar y venga una o un sinvergüenza y lo derribe por narices para aumentar su cuenta bancaria y la de otros.

Mientras, los dueños legales de esas casas, que son mucho más que un edificio, se quedan sin su memoria de vida, sin sus recuerdos tangibles, sus buenos o malos momentos.

Diría palabras muy gruesas contra esa gentuza que todo lo miden en dinero. Sólo espero que esto lo paguen bien pagado.

Un abrazo y mucho ánimo
Sofi

Fernando dijo...

Mejor que pagarlo sería ponerlos a reconstruir lo que tirarón

rblanco dijo...

Pues sí, tienes razón esa es una buena forma, sí.

Saludos
Sofi

Víctor Aranda García dijo...

Curiosa la escala de valores de esta gente... ¡El sueño de la especulación produce monstruos! Y bestias incapaces de admitir un error... No van a reconstruir nada, la idea sigue siendo tirarlo todo abajo para levantar pisos: expropiar a cuatro duros para vender a precio de oro viviendas nuevas y a un paso de la playa.

Un abrazo a ambos