domingo, 23 de agosto de 2009

La Manga y Cabo de Palos

. . .

. . .

. . .

. . .

. . .



4 comentarios:

rblanco dijo...

Bueno, bueno, bueno... Cómo se ve que eres un buenísimo fotógrafo. Me han gustado todas. La dos primeras, una especie de comparación entre un "montón" de habitaciones dormitorio y piedras "amontonadas"; me quedo con las piedras, no como elemento fotográfico, eh, sino como elementos construidos o hechos por el ser humano. Las casas no forman parte de la naturaleza. Las piedras, si se integran en ella.

Pero sin duda, me quedo con otra fotografía que me trae muchos recuerdos personales. Se trata del hombre pescando -por cierto, una buena pieza-.

Anónimo dijo...

What a superb series Victor ! The reflection on water is amazing

Víctor Aranda García dijo...

¡Mil gracias, Sofi! Muy buena tu descripción y cómo te has fijado en la posición de las fotos... :) Siempre me gustó la arquitectura y si no fuera por la fotografía quizás hoy me dedicara a ello... ¿Quién sabe? Por eso sé que las casas también pueden integrarse en la naturaleza, pero ciertamente adosados clónicos como estos que tanto han proliferado y tanto mal han hecho a lo largo del país son todo un cáncer para el paisaje... Lo que más me sorprende es cómo la profesión nunca alzó la voz para protestar ante este modelo envilecido que supone la negación misma de la arquitectura y que a tantos pueblos aniquiló el encanto para pagarle el Mercedes al espabilao constructor de turno...

Víctor Aranda García dijo...

Yes, Deepak, that one is also my favourite!